Mortgage & Commercial Lending News.

Houston's premier blog for all things related to Commercial and Residential Hard Money Loans.

AMI_Lenders_Txt_Only.png

¿Por qué conviene consultar a un Prestamista de Houston Especializado en Préstamos Privados para Refinanciar una Casa o Inmueble?

Posted by Jim Emerson

May 21, 2019 1:24:30 PM

refinanciar-prestamista-privado-houstonSi escucha el término “refinanciar” puede ser que no esté muy seguro de qué significa. En términos simples: refinanciar significa financiar otra vez; típicamente mediante un nuevo préstamo a una menor tasa, a un plazo más corto o a un interés más bajo. Al refinanciar, el propietario de una vivienda tiene acceso a un nuevo préstamo el cual reemplaza su préstamo actual, o en algunos casos, si la propiedad está “libre de gravámenes”, un refinanciamiento le permite aprovechar el valor líquido de la vivienda.

Existen varios tipos de refinanciamiento, como son:

  • Refinanciamiento de tasa y plazo
  • Refinanciamiento de retiro o cash-out
  • Refinanciamiento con aportación o cash-in

A través de los préstamos privados residenciales, los propietarios de vivienda pueden personalizar sus nuevos préstamos hipotecarios de acuerdo con sus necesidades, como pueden ser:

  • Reducir el pago mensual
  • Reducir la duración del préstamo en número de años
  • Reducir la tasa de interés
  • Amortizar la deuda
  • Tener acceso a dinero en efectivo para hacerle mejoras a la vivienda
  • Cancelar las primas del Seguro hipotecario

Los préstamos para inversiones hipotecarias están vinculados y garantizados por bienes raíces. Usted (el deudor) obtiene una hipoteca cuando traspasa un bien inmueble a un acreedor como garantía de un préstamo. Se firma un contrato legal por el cual el acreedor presta dinero con intereses, a cambio de imponer un derecho de retención o gravamen sobre la propiedad del deudor, con la condición de que el gravamen sobre el título se liberará al momento de liquidar la deuda.

Usted puede personalizar el tipo de hipoteca que quiere de acuerdo con sus necesidades. Si no está satisfecho con la tasa o con los términos de su hipoteca actual y los bancos no le parecen una opción viable de financiamiento, nosotros, como Prestamistas de Texas especializados en préstamos privados, le podemos ayudar.

Los refinanciamientos se vuelven populares cuando las tasas bajan, pero también pueden servir para reajustar sus finanzas. Primero debe considerar los siguientes factores si está considerando si debe obtener un refinanciamiento:

  1. ¿Cuál es el valor tasado actual de mi propiedad?
  2. ¿Cuánto le debo a mi prestamista actual?
  3. ¿Qué puede salir mal con un refinanciamiento de vivienda?
  4. En mi caso, ¿vale la pena refinanciar mi vivienda?

A continuación, exploraremos un par de ejemplos de cada uno de los diferentes tipos de métodos de refinanciamiento; en algunos casos es una buena idea obtener un préstamo para inversión hipotecaria y en otros no lo es tanto. Hemos otorgado préstamos privados residenciales en Texas por muchos años y sabemos que puede ser complicado.

Bob y Jenna compraron su primera casa por $100,000.00 en el verano de 1999 y dieron un fuerte enganche de $20,000.00; el saldo de su préstamo es de $35,000.00 y la propiedad ahora vale $250,000.00. Bob y Jenna serían los candidatos perfectos para un refinanciamiento de retiro o de “cash-out” dado que el valor líquido de su vivienda es bastante. Podrían retirar algo de dinero si tuvieran alguna emergencia de dinero en efectivo, o quisieran comprar una segunda propiedad, adquirir una propiedad con fines de inversión, aumentar o proteger sus inversiones actuales, amortizar su deuda de tarjeta de crédito y también podrían optar por un préstamo para la mejora de vivienda.

Esta sería una inversión inteligente si pueden permitirse incrementar el saldo de su préstamo, pagar una tasa más alta (típicamente las tasas del refinanciamiento ‘cash-out’ son más altas que las del refinanciamiento de ‘tasa y plazo’) y alargar el plazo de su préstamo. Todo esto se puede hacer a través de un prestamista especializado en préstamos privados rápidos.

Un refinanciamiento de ‘tasa y plazo’ es cuando no retira nada de dinero en efectivo, sino que integra todo en un nuevo préstamo.

James y Kathy tienen una casa con valor de $150,000.00 y le deben $110,000.00 a su prestamista actual. Están pagando una tasa alta porque cuando compraron la casa su crédito no era muy bueno. Las tasas han caído por debajo del 5% y a ellos les gustaría aprovechar estas tasas más bajas. Están pensando solicitar un refinanciamiento de ‘tasa y plazo’ por lo que su saldo se incrementará a $120,000.00 ($110,000.00 para pagarle a su prestamista actual y aproximadamente $10,000.00 para cubrir los costos de cierre) y piensan cambiar el plazo que tienen actualmente a 30 años con tasa fija a uno a 15 años con tasa fija. Aunque el saldo de su préstamo aumentará y el pago también aumentará ligeramente, ellos amortizarán el préstamo en la mitad del tiempo y a largo plazo se ahorrarán intereses.

Esto solo tiene sentido si se reduce el monto total de los intereses a lo largo de toda la vida del préstamo; si estuvieran refinanciando a 30 años y la tasa solo se reduce un .25% o un .50% y a eso se le añaden los $10,000.00 de costos de cierre, no sería un buen negocio ya que los intereses totales aumentarían. Consideramos que es nuestro deber, como prestamistas especializados en préstamos privados el alertar a nuestros clientes de este tipo de riesgos.

Un refinanciamiento con aportación o ‘cash-in’ puede parecerle algo extraño a la mayoría de las personas. ¿Para qué querría alguien “pagar para cerrar” un refinanciamiento? Esto pasa cuando el monto que usted le debe a su prestamista es superior al monto del nuevo préstamo que le han aprobado. Generalmente esto pasa cuando el valor de su inmueble ha bajado (o como se dice popularmente, “está bajo el agua”) y necesita pagar la diferencia para conseguir el nuevo préstamo.

Jack y Jill obtuvieron un tipo de hipoteca muy popular en la “era de los préstamos con tasa no preferencial” llamado pick a pay que era una hipoteca con una “tasa ajustable” donde uno seleccionaba el plan de pago que quería de una amplia gama de opciones: pago de solo intereses, pago regular (a 15 o a 30 años) o pago mínimo. Esta era una excelente opción para las personas que contaban con que sus ingresos aumentaran en el futuro próximo y que no pensaban conservar el inmueble como una inversión de largo plazo. Desafortunadamente eligieron la opción de pago mínimo, que no cubría el pago total de los intereses. Inicialmente obtuvieron una hipoteca por $120,000.00 y ahora el saldo de su préstamo ha aumentado a $160,000.00 mientras que el valor del inmueble es de $180,000.00. Les han aprobado una nueva hipoteca por $144,000.00 con una tasa fija donde el pago incluye aportaciones al capital e intereses. Aunque el monto del pago se duplicará, finalmente acabarán de pagar la hipoteca más pronto. En un momento dado tendrán que pagar $16,000.00 para cubrir la diferencia entre el saldo de su préstamo actual y el monto del nuevo préstamo que les aprobaron, más los costos de cierre. A final de cuentas tendrán que “pagar para cerrar” pero estarán en una mucho mejor situación después de que liquiden el refinanciamiento.

 

Decidir si le conviene un refinanciamiento es una decisión personal. Ya sea que esté buscando a un prestamista hipotecario de préstamos privados, a un prestamista de Houston especializado en préstamos privados o solo necesite asesoría en inversiones hipotecarias, llame a uno de nuestros prestamistas autorizados hoy mismo; contamos con 60 años de experiencia en brindar préstamos a personas como usted. Le podemos ayudar a elegir la opción que satisfaga sus necesidades. Nuestro teléfono es el 713-682-4400 o haga clic aquí para más información sobre nuestros préstamos o solicite un Préstamo Privado en línea que se ajuste a sus necesidades en Texas.

 Aplica En Línea

Topics: prestamista de dinero privados, refinanciar, prestamo privado, prestamos residenciales